martes, 30 de abril de 2013

DOS LECTURAS

Jhonny en la herrería de Ruben "el ruso" Melinger, en Cabral y Avenente, Ingeniero White


Dos lecturas en la víspera del Día de los Trabajadores:

"Hoy tenemos cerca de nueve millones de trabajadores cubiertos por el sistema, alrededor de 600 mil accidentes al año, que van desde el corte de un dedo hasta el fallecimiento, de los cuales unos 50 mil se transforman en incapacidades permanentes. En las primeras etapas del proceso de reconstrucción después de la crisis de 2001-2002, con la incorporación de empresarios nuevos y la fuerte creación de puestos de trabajo, hubo un incremento en la siniestralidad. A partir de 2005-2006 se comenzó a amesetar la cantidad de accidentes y desde 2008 se observa una baja significativa. Tenemos más trabajadores con menos accidentes. Entre 2005 y 2012 las muertes por accidentes laborales bajaron más de 36 por ciento y los accidentes 25 por ciento. Hay que seguir mejorando pero, hoy se registran aproximadamente dos muertes diarias de trabajadores, cuando hace algunos años la cantidad de fallecidos llegaba hasta tres personas."


"...el cuadro ocupacional hoy vigente es prácticamente el mismo que el de un año atrás. Se trata de un mercado laboral relativamente congelado respecto al 2011, lo que supone prácticamente ninguna novedad sustantiva en términos de generación de empleo. Sin embargo, al interior de este congelamiento ocupacional, se observan importantes movimientos, siendo el principal la caída del empleo privado, principalmente el vinculado con el segmento formal, que es contrarrestado por el empleo público, principalmente de carácter provincial. Al interior de la caída del empleo privado sobresale la contracción de aquellos sectores que comandaron la reactivación del empleo en los primeros años de la Post Convertibilidad (nos referimos la Construcción y sus servicios relacionados, así como a la Industria Manufacturera)."

jueves, 25 de abril de 2013

TODO TRENES


Entre fotos y piezas de locomotoras a vapor y diesel, Pedro Caballero exhibe y comenta su colección de “Todo trenes”, la revista que compra, puntual, desde sus años de mecánico ferroviario en el Galpón White. Para leer a la luz del farol de una vaporera y celebrar a pura erudición ferrófila el 129° aniversario de la llegada del tren a nuestra ciudad. Anoten: sábado 27 y domingo 28 de abril, de 15 a 19 hs.

martes, 23 de abril de 2013

LA PATOTA


En la puerta del museo, todos los sábados y domingos de 15 a 19 hs.

miércoles, 17 de abril de 2013

SERVIDO EN BANDEJA


Finalmente, durante la presentación de "El Castillo de la Energía", hicimos el sorteo: Ana Marzola se quedó con el primer premio de la rifa de la Asociación Amigos del Castillo. El segundo premio fue para Angélica Fordighini. ¡Felicitaciones Ana y Nenucha!

viernes, 12 de abril de 2013

HISTORIA EN MARCHA

El domingo 7 de abril presentamos “El castillo de la energía”, el libro en el que Nicolás Ángel Caputo cuenta su historia de trabajo en la usina General San Martín.


La introducción estuvo a cargo de Sergio Raimondi, director del Instituto Cultural, quien presentó la publicación a partir de preguntas que amplían su lectura: cómo pensar la relación entre la vida de un trabajador y los grandes sucesos que marcan la historia de un pueblo, cómo articular la historia de esta usina con la historia de la generación de energía y con las luchas -pasadas y presentes- por definir cuál debe ser el rol del Estado en la construcción de una sociedad mejor. Luego Analía Bernardi contó parte de lo que se hizo junto a Angel en estos casi dos años de labor. Qué sucedió para que el armado conjunto de un libro derivara en la construcción de una balsa de tambores que si es tan pero tan parecida a aquella que usaban los buzos en su tarea, lo es para delatar todo lo que alrededor nuestro, de aquel entonces a hoy, cambió.


Por último, llegó el turno de Angelito, que aprovechó la ocasión para agradecer a su familia, al público y al museo por haberlo secundado en esta "locura", y para confiarnos algunas anécdotas que hicieron sonreír a todos los compañeros que llegaron hasta acá para darle un abrazo.

Después de las palabras vino el brindis en el parque del castillo. Marcela y Betina, las hijas de Angel, oficiaron de madrinas de bautismo de la flamante balsa. Y para terminar, el grupo de danza del Centro de Jubilados de Ingeniero White, con Angelito como bailarín estrella, puso a todo el mundo a salsear demostrando que la energía, importa poco la edad que tengas, no sólo se genera en las usinas.

Las calderas del castillo se apagaron hace 25 años, pero su historia sigue en marcha.

jueves, 4 de abril de 2013

DESPUÉS DEL APAGÓN

El Castillo de la Energía” cuenta una historia de la usina General San Martín desde su inauguración, en 1932, hasta su cierre, en 1988. ¿Pero qué paso después? Aquí una breve cronología de su desguace y progresivo deteriorio, y de las gestiones para recuperar sus instalaciones.

La nave central de la usina en 1932, año de su inauguración.


28/12/1988: Se recibe la orden de apagar las máquinas de la central. La usina Gral. San Martín deja de producir energía eléctrica.

1993: Se proyecta la repotenciación de la usina. Algunos de sus ex trabajadores y empleados de la central Piedra Buena son convocados para realizar los trabajos de reparación necesarios. Las calderas 5 y 6 y la turbina 4 quedan listas para entrar en funcionamiento. A pesar de ello, la decisión política de reactivar la usina nunca fue tomada.

1999-2000: Se realiza el desguace y remate de las maquinarias y herramientas localizadas tanto en la usina Gral. San Martín como en el taller regional de mantenimiento. Una parte de las herramientas es transferida a la central Piedra Buena. Como resultado de este proceso el interior de la usina queda en pésimas condiciones, verificándose en algunos de sus sectores la existencia de restos de asbesto (material potencialmente cancerígeno en estado de disgregación).

31/12/2001: La Empresa Social de la Energía de la provincia de Buenos Aires (ESEBA S.A.) considerando a la ex usina un bien residual, cede sus instalaciones a la Municipalidad de Bahía Blanca.

11/4/2002: La ex usina Gral. San Martín es declarada “Monumento Histórico Nacional” por la ley 25.580, cuyo artículo Nº 2 ordena: “Destinar las instalaciones de dicha usina al establecimiento de un polo cultural, donde se expresen todas las manifestaciones del arte nacional promoviendo así el desarrollo social y cultural del lugar y su zona de influencia”.

18/7/2002: La ex usina Gral. San Martín es declarada “Monumento histórico y bien incorporado al Patrimonio Cultural de la Provincia de Buenos Aires” por la ley provincial 12.932. A pesar de ambas declaraciones la usina permanece en estado de abandono y creciente deterioro, produciéndose ingresos no autorizados al edificio que provocan nuevos destrozos.

2002/3: Se recupera un sector del taller regional de mantenimiento de la usina como espacio de conservación del Museo del Puerto de Ingeniero White a partir de la obtención de un subsidio de la Fundación Antorchas.

6/11/2004: En el taller regional de mantenimiento y sus galpones anexos se inaugura Ferrowhite como un nuevo museo dependiente del Instituto Cultural de la Ciudad de Bahía Blanca.

2004-2006: La Municipalidad de Bahía Blanca se encarga de la colocación de mallas de hierro en todas las aberturas exteriores de la planta baja. Esta obra detiene provisoriamente los ingresos no autorizados al castillo, que al cabo de un tiempo, rotas las mallas, vuelven a producirse.

10/12/2005: Ferrowhite inaugura el café y espacio de muestras “La Casa del Espía” en lo que fuera la residencia del jefe de planta de la usina.

2006: La Municipalidad de Bahía Blanca realiza una licitación para el retiro del asbesto del edificio principal de la usina. Se declara desierta porque las ofertas exceden en un 150% el presupuesto oficial de $100.000. En diciembre, el Concejo Deliberante eleva un petitorio para que la limpieza del asbesto sea incorporada en partidas presupuestarias provinciales o se soliciten fondos comprometidos por la ordenanza 12.633 (Plan Solidario de Recuperación de Deudas) o de la comisión asesora de Medio Ambiente.

11/05/2008: En lo que fuera una de las casas de bombas de la central, el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) inaugura la seccional de guardaparques “Puerto de Ingeniero White” de la Reserva Natural Provincial de Uso Múltiple “Bahía Blanca, Bahía Falsa, Bahía Verde”.

8/2008: Nuevo llamado a licitación para obras de limpieza y acondicionamiento de la ex usina. El presupuesto oficial asciende a $ 140.000 y comprende trabajos relacionados con la eliminación de materiales tóxicos (tapado de una fosa donde existen residuos de asbesto, limpieza general de pisos y paredes y el retiro de cañerías revestidas con ese material).

2010: El Distrito Sur de la Dirección Nacional de Arquitectura realiza las siguientes gestiones en referencia al “MHN. Ex usina Gral. San Martín – Pto. Ing. White”

  • 30/09/2010 NOTA SOySP Nº 973  MBB donde presenta el “Proyecto de Recuperación de la Usina Gral. San Martín- 1ra etapa.
  • 07/10/2010 NOTA DS Nº 109/109/2010 Distrito Sur destinada a la Dirección Nacional de Arquitectura elevando para su tramitación el proyecto presentado por la MBB, monto del presupuesto $3.000.000.
  • 16/12/2010 NOTA C.N.M.M.L.H Nº 1890 aprueba las obras con la recomendación de cotejar los trabajos con los que se vayan a ejecutar en el Programa Bicentenario y Obra Pública Patrimonial de la Provincia de Buenos Aires.
19/7/2010: La secretaría de Obras y Servicios públicos de la Municipalidad confirma que el gobierno nacional entregará $3.000.000 destinados a la recuperación del edificio. También se plantea la necesidad de retirar los transformadores de EDES. La concreción de dicho aporte queda en suspenso hasta tanto EDES y la Municipalidad acuerden el traslado de los transformadores y el reemplazo del cableado subterráneo aún funcionamiento en el frente de la ex usina.

6/10/2011: Se inicia la demolición del muro perimetral del contrafrente de la usina y se reemplaza por un cerco de alambre olímpico, permitiendo la vista al canal principal de la ría. Esta obra es realizada en el marco del Plan Director de obras de Ingeniero White.

24/11/2011: El Concejo Deliberante de la ciudad de Bahía Banca aprueba por unanimidad, dentro del presupuesto municipal para el año 2012, la partida de $350.000 para el retiro del asbesto y el cerramiento del edificio de la ex usina Gral. San Martín.

03/12/2011: Se celebra en el predio de la usina el festival Rock in Ría organizado por un grupo de jóvenes de Ingeniero White bajo el lema “Salvemos al castillo”.

03/2012: La municipalidad cuenta con $4.000.000 (derivados de la ordenanza 12.633) para obras públicas. Entre el listado de trabajos figura el “saneamiento de la ex usina Gral. San Martín” por un importe de $100.000.

23/02/2012: En referencia al proyecto de recuperación de la usina con fondos del gobierno nacional, el Distrito Sur de la Dirección Nacional de Arquitectura presenta la NOTA DS Nº 013/2012 dirigida al Intendente de la MBB Gustavo José Bevilacqua, donde se solicita documentación complementaria actualizada.

25/6/2012: Con relación a la operación de dragado del canal principal y refulado del humedal próximo al castillo, la Comisión Nacional de Museos y de Monumentos y Lugares Históricos recomienda que "cualquier proyecto a ejecutar en el sector ribereño contiguo al monumento Ex Usina Gral. San Martín (marisma y cangrejal), preserve adecuadamente las condiciones de amortiguación del edificio y su entorno inmediato".

19/07/2012: Se actualiza el presupuesto para la obra de recuperación de la ex usina a $5.200.000.

20/10/2012: En el hall de acceso al castillo se lleva a cabo “Hasta que las velas no ardan”, celebración multitudinaria en conmemoración de los 80 años de la inauguración de la usina.

La nave central de la usina hoy.











Algunas acciones de la Asociación Amigos del Castillo

2004-2006:
  • Recuperación y colocación del portón de ingreso principal a la usina.
  • Reparaciones parciales en la torre (herrería, colocación de vidrios).
  • Cerramiento de huecos en la losa de la nave central.
  • Retiro de los motores del ascensor y de la grúa puente.
 2007-2008:
  • Participación en las reuniones mensuales de la subcomisión de Medio Ambiente del Concejo Deliberante por el asunto de la limpieza de los restos de asbesto (2007).
  • Entrevistas y pedidos formales con el intendente municipal y con el presidente del Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca (CGPBB) para informar sobre el otorgamiento del subsidio por parte de Nación y solicitar la contraparte necesaria para que el subsidio se efectivice. 
2010-2012:
  • Retiro de escombros y residuos, limpieza y nivelación de los terrenos aledaños al edificio de la usina en función de constituir la Rambla de Arrieta. 

miércoles, 3 de abril de 2013

EL CASTILLO DE LA ENERGÍA

El próximo domingo 7, a las 16 hs., presentamos "El Castillo de la Energía", libro de Nicolás Angel Caputo, ex trabajador de la usina General San Martín. Y lo hacemos subiéndonos a la balsa que construimos junto a él este verano, réplica de aquella que utilizaba con sus compañeros del equipo de buceo de la usina, allá por los años sesenta. Texto y artefacto invitan a entender el pasado como una construcción compartida en la que el decir y el hacer intentan darse la mano.


El “Castillo de la Energía” cuenta una historia de la usina General San Martín, ese edificio que tantos señalan a la hora de pasar lista a los “monumentos arquitectónicos” que engalanan nuestra ciudad. La mirada, sin embargo, no está puesta en los arcos y las almenas que ornamentan su fachada. Atraviesa las inmensas puertas del castillo para interesarse, en cambio, por todo lo que allí se hizo, año a año, día tras día, para que la central marchara y con ella el puerto, Bahía Blanca y buena parte de la región. Porque esta es una historia de la usina contada desde el punto de vista de unos de sus trabajadores, Nicolás Ángel Caputo, Angelito, como lo llaman sus amigos, quien fuera mecánico y buzo de la central por más de 30 años.

En un museo taller hacer un libro supone, claro, escribir, que Ángel agarre la birome para volver visibles, sobre los renglones de unos cuantos cuadernos “Maratón” y “Potosí”, palabras en mayúscula que cifran y expresan lo que recuerda, pero también implica grabar horas y horas de entrevistas, buscar fotografías, corroborar nombres de compañeros en las listas del sindicato, dibujar el eje de una turbina, salir en un programa de tele, ensayar una canción con los muchachos de ‘Salvemos al castillo’ o fabricar una balsa con tambores industriales.

Todo eso hicimos junto a Ángel durante un año entero de labor, confiados en la idea de que más allá de las características de un edificio, no hay patrimonio sin un colectivo que se reconozca como su propietario y guardián, es decir, sin una historia que establezca un sentido de conjunto y de continuidad que nos vincule como sociedad con todo aquello que de otra manera no sería más que un “montón de cosas viejas”.

Ángel habla y escribe para sus compañeros, pero también por ellos, en el sentido de “en su nombre”. Porque si bien esta es una historia de la usina contada desde la experiencia particular de un trabajador, esa experiencia no hubiera sido posible sin la de sus 150 compañeros. Y eso parece estar claro no sólo para el autor de estas páginas, sino también para muchos de sus colegas que con un “Traémelo” reservaron un ejemplar de antemano cuando este libro era todavía una expresión de deseos.