miércoles, 13 de noviembre de 2013

TRAS LA HUELLA DE LA PRIMER MOTO BAHIENSE

¿La primer moto hecha en el país se fabricó en Bahía Blanca? Ferrowhite (museo taller) invita a sumarse a su búsqueda.

Se trata de una iniciativa impulsada por la casa de coleccionismo "El Viejo Garage", que intenta recuperar una pieza clave de la historia del motociclismo nacional: la moto R.P.F, construída en nuestra ciudad hace 64 años por Juan Raffaldi, Carlo Preda y Roberto Fattorini, tres mecánicos italianos llegados a nuestro país en tiempos de la primera presidencia de Perón. 


Durante la investigación que nos llevó a presentar hace un par de semanas la charla  “Ma, come siamo arrivati qui? Inmigrantes italianos de la segunda posguerra en Bahía Blanca", Héctor Guerreiro y Ana Miravalles dieron con un artículo publicado por el diario La Nueva Provincia el 4 de octubre de 1949, en el que se anuncia la presentación de una "motocicleta netamente bahiense": "Con los medios más rudimentarios, sin aquellas maquinarias que se estiman poco menos que imprescindibles para la elaboración de las distintas piezas, esos técnicos han hecho el milagro de darnos la primera motocicleta íntegramente construída en Bahía Blanca". Una nota posterior, fechada el 12 de octubre de ese mismo año, da cuenta de que el invento fue exhibido en el marco de la 1ª Exposición Regional de Economía realizada en el Mercado Victoria.

Si bien la producción en serie de la R.P.F no prosperó, años más tarde, Raffaldi y Fattorini mudaron su actividad a Buenos Aires, donde comenzaron a fabricar las motos Tehuelche y, luego, las Legnano Tehuelche, que sí lograron comercializarse. En su libro "Historia del motociclismo argentino", Juan F. von Martin menciona a Roberto Fattorini como el constructor de la primer moto nacional, aunque sin precisar el nombre de aquel primer modelo. Por otra parte, Alberto London, reconocido especialista en el tema, conserva un folleto en el que puede constatarse que la R.P.F. era una moto de 250 centímetros cúbicos de cilindrada, con dos cilíndros separados y ventilados, y llantas talladas por Carlo Preda a partir de bloques sólidos de aluminio. Según Alberto, se habrían construido en la ciudad 2 o 3 unidades. ¿Existirá alguna todavía? Tras su rastro estamos, con el objetivo inmediato de exhibirla pero, en un sentido más amplio, de empezar a preguntarnos a partir de este objeto por la historia de la industria mecánica en Bahía Blanca. Cualquier información sobre las características y el paradero de la primer moto bahiense nos ayudará en tal sentido.

1 comentario:

Talleres Preda dijo...

Hola. Soy el nieto menor de Carlo Preda, una de las tres personas que fabricaron estas motos en el año 1949. Lamentablemente nuestra familia no se quedo con ningun ejemplar (fueron construidas cinco), si con los planos y moldes de algunas piezas que se fundian. No perdemos la esperanza de poder recuperar algo y asi restaurarla. Para mas informacion pueden visitar www.tallerespreda.com.ar