viernes, 24 de abril de 2015

UN TÚNEL QUE CRUZA EL MAR



"Mi papá vino dos veces, antes de la (primera) guerra. De jovencito vino, creo que vino con una familia, creo que tenía 15, 16 años, vino a Bahía, fue a trabajar a la cosecha todo eso, y después estuvo trabajando en el túnel ahí abajo, en la estación Sud, que pasa de una plataforma a la otra, ahí estuvo trabajando, después volvió a Italia, se hizo de novio con mamá, se volvió para acá."

Líbero Bucalá, maquinista, sobre su padre Venancio, llegado a Bahía Blanca desde Falerone, en Le Marche, Italia, a principios del siglo pasado. Entrevista de Ana Miravalles.