miércoles, 12 de julio de 2017

¡ESTÁS IGUAL!

En el taller Prende jugamos a dibujar nuestros retratos. No uno sino muchos rostros que se mezclan sobre la tela de los delantales que queremos usar junto a ustedes en estas vacaciones de invierno. (La cita es el domingo 23, a las cuatro de la tarde, así que vayan agendando). Las caras cambian. Lo notamos con los parientes que volvemos a ver después de mucho tiempo. Y con lxs chicxs, casi a diario. A veces la transformación es sutil, pero sucede. En el rostro yacen nuestras señas de identidad. Pero esa identidad parece no tener reposo, como si no terminara nunca de alcanzar una forma acabada. Por eso, tal vez, la imagen de nuestro rostro no está del todo en ningún lado. No equivale a la foto que figura en el documento (menos mal), pero tampoco a la que subimos, con algo de vanidad, a nuestro perfil de Facebook. Nuestra cara es siempre nueva y, a la vez, muy antigua. Cuenta un poco nuestra historia, la de mamá y papá, la de la abuela y el abuelo, la de toda la especie. '¡Estás igual!' dicen los viejos amigos porque saben que eso nos hace reír.











No hay comentarios: