domingo, 6 de mayo de 2018

TALLERES Y TALLARINES



Ayer las chicas y los chicos del taller Prende realizaron su primera jornada de impresión serigráfica. Aprovecharon la mañana luminosa para estampar un montón de foquitos sobre camisetas de distinto talle y color que ahora juegan todas en el mismo equipo. Entre tanto, en otro lugar del museo, algunos grandes armaban ronda. Con el 1º de mayo en mente, trabajadorxs del sindicato de aceiteros, ferroviarios de los Talleres Maldonado, docentes secundarios y universitarios, obreros del frigorífico recuperado INCOB, personal de la ex Junta Nacional de Granos, integrantes de la CTA, compañeros del Museo del Puerto, judiciales, bancarios, músicos, municipales, mensajeros y cadetes... llegaron hasta Ferrowhite para sumar sus reflexiones y testimonios a una charla que buscó hilvanar los conflictos de distintos momentos y sectores en una misma historia: la historia de las luchas laborales en la ciudad y el puerto. Pero también la cocina del Prende hervía de gente. Noemí y Ariel, Yesi y Darío, Titi, Antonella, Daiana, Yohana, Nenucha, Camila, Katty y las dos Lorenas, se organizaban para preparar kilos y más kilos de tallarines con tuco. Además del edificio y de la colección con la que suele ser identificado, conviene entender a este museo como una gran mesa. Una mesa que termina por quedar corta, no importa cuanto se extienda.









No hay comentarios: