miércoles, 5 de agosto de 2015

DESTINO


Fuimos a buscar el enorme cartel luminoso que indicaba las llegadas y las partidas desde la Estación Sud. Roto, corroído, arrumbado desde hace años, el cartel de los destinos, como casi todo en el ferrocarril, pesa un montón. Casi tanto como la pregunta por el destino de los trenes de pasajeros en nuestro país.