lunes, 10 de junio de 2019

EL ARCHIVO COMO HERRAMIENTA

El último viernes 7 y sábado 8 de junio compartimos con estudiantes del Departamento de Humanidades de la UNS el taller "El museo como herramienta: prácticas de archivo en Ferrowhite, museo taller". Coordinado por Ana Miravalles y Hector Herro, el taller formó parte del ciclo "Caja de Herramientas", organizado por el Departamento de Humanidades de la Universidad Nacional del Sur, y praticiparon de él estudiantes, docentes e interesados en el tema.

Talonarios desparramados, inventarios cubiertos de tierra y guano, la última boleta de la luz tirada en el suelo, croquis de embarcaciones roídos por las ratas, libros de personal que por milagro se salvaron del fuego, fotografías guardadas en un ropero, en una billetera, debajo de la cama. ¿Cómo se forma un archivo a partir de los escombros de un mundo que estalló en pedazos? ¿Cómo se convierte ese conjunto heterogéneo en el núcleo vital de un museo, en fuente para la historia y en reaseguro para la memoria de una comunidad?
 Una tarea que, como no nacimos archivistas, fuimos aprendiendo un poco por ensayo y error. A pesar del barullo, del cotidiano ir y venir, el archivo de Ferrowhite guarda cierto aire de santuario. Es el único lugar del museo municipal en el que no se toma mate, en el que predomina la penumbra, en el que, casi, no hay calefacción. Es que allí se oficia el rito o, para decirlo de manera más laica, se practica la operación por la que, en el gesto simultáneo de reunir y poner aparte, de decidir qué se preserva y qué no, las huellas de aquello que alguna vez fue adquieren la condición de "fuentes" para la historia. Una operación -a pesar de la asepsia que insinúan las manos enguantadas de Ana y Héctor- nunca "neutral". Empuñando la plegadera y el lecrón, armando sobres y cajas con cartones libres de ácido, dedicando días, meses, años al registro, la digitalización y la catalogación minuciosa de papeles, planos y fotos, en el archivo no se deja de buscar una conexión entre el pasado y el porvenir, pero tampoco de meditar sobre "la utilidad y el perjuicio de la historia para la vida".












No hay comentarios: