lunes, 28 de julio de 2008

INSTRUCCIONES PARA DESARMAR UNA BOMBA

Esta es la bomba de vacío de una locomotora Baldwin Lima Hamilton.

video

La encontró Pedro Caballero en una de sus visitas al Taller Maldonado. Con ayuda de algunos de sus ex compañeros, la trajimos hasta el parque de la usina y allí la encontraron Laura, Brian, Janet, Luciano, María, Ezequiel, Natalia, Magalí y Lucila, los chicos de Loma Paraguaya, en su primera visita al museo.

La bomba es un dispositivo misterioso. En primer lugar, porque lo que produce no es alguna cosa, sino la ausencia de esa cosa. En segundo, porque el vacío, la "nada" que fabrica, lejos de representar una disminución, es capaz de desencadenar una potencia formidable. La fuerza suficiente para frenar un tren.

En Ferrowhite tenemos la sospecha de que desarmando la bomba con los chicos lo que también se desarma y somete a revisión es la operación por la cual el museo transforma un objeto en parte de una historia. Lo que nos preguntamos es si los museos no funcionan a veces como la bomba de vacío, produciendo en su interior una atmósfera enrarecida en la que sería posible percibir determinados objetos al margen de sus relaciones con el mundo presente. Blindadas, herméticas, selladas al vacío, así son las vitrinas que cumplen con las normas de conservación más exigentes. Lo que el museo entendido como bomba de vacío produce, paradójicamente o no, es la ilusión de un pasado completo, capturado en el orden satisfecho de una colección, en el sentido concluso de un relato.

Trabajar con la bomba de vacío de la Baldwin implicaría, entonces, un intento de desactivar, desde adentro, esa otra bomba. O mejor: un intento de alterar su funcionamiento, de activar su mecanismo en otra dirección. Cuando, frente a la bomba de vacío de la Baldwin, Janet pregunta “¿Dónde está el resto de la locomotora?”, cuando junto a los chicos de Loma nos preguntamos ¿De verdad había una estación de trenes en Loma Paraguaya?, algo en el interior del autómata museo cruje. El museo ferroviario deja de estar organizado en torno a los objetos que posee, para pasar a estarlo también, y sobretodo, alrededor de aquellos que, por precisas razones históricas, faltan.

Lo que dice Ana:

La pieza testimonia el desguace, la desaparición de la locomotora, y de gran parte del ferrocarril en nuestra zona; pero en un museo taller, el llegar a exhibirla requiere y al mismo tiempo permite la reinvención de un vínculo, de muchos vínculos: abre la posiblidad del encuentro de personas muy distintas en torno a una historia que hasta ese momento quizás desconocíamos como común.

No hay comentarios: